Cúrcuma: Anti-inflamatorio y anti-cancerígeno

Hace poco descubrí que el flúor podía tener un efecto adverso en el hipotiroidismo aparte de otras muchas contraindicaciones, que dejo para otro post. Mientras buscaba esta información, la cúrcuma apareció como un componente natural que podía combatir el efecto del flúor y a partir de ahí decidí investigar un poco más sobre esta especia. Hoy os traigo el resultado de todo lo que he leído e investigado.

La cúrcuma ha creado mucho interés recientemente debido a sus atribuidos beneficios, hasta el punto de que muchas marcas están lanzando suplementos, tés con curcuma, y otros productos. Pero, ¿cuáles de todos esos beneficios son reales y científicamente demostrados? ¿Qué contraindicaciones hay? ¿Cómo podemos incluirla en nuestra dieta? Si quieres saber las respuestas a estas preguntas, ¡sigue leyendo!

Introducción: 

La cúrcuma pertenece a la misma familia que el jengibre y ha sido usada en la cocina India para crear esas salsas de curry tan ricas y llamativas. Pero su uso no se restringe al culinario. Su componente principal es la curcumina (responsable de su color amarillo) a la que se le atribuyen numerosos beneficios y por ello, ha sido usada ampliamente en la medicina ayurvédica en India. Recientemente la comunidad científica ha empezado a llevar ensayos clínicos donde muchas de las propiedades y sus efectos en la salud están siendo demostrados! Así que pon un poco de cúrcuma en tu vida, pero antes, lee los beneficios y sobre todo… las ¡contraindicaciones!

Imagen 1: Cúrcuma, planta y especia

Imagen 1: Cúrcuma, planta y especia

He pensado que seria buena idea dividir el post en: nutrientes principales, beneficios en distintas categorías, contraindicaciones y un resumen visual. Esta última sección es bastante interesante para aquellos que lleváis una vida ajetreada de café en el transporte público, mientras vas camino del trabajo y que no se te olvide poner la lavadora cuando llegues que en el fin de semana vas al campo y no te queda ningún pantalón de deporte limpio… ¡Uf! Si eres de estas personas, por favor, haz click aquí.

Nutrientes Principales:

 100 gramos de cúrcuma pueden contribuir a un:
  • 305 %* de hierro. Asi que si tienes anemia, echa cúrcuma incluso a tus saladas. ¡No estoy de broma, le dan un sabor muy rico!
  • 59%* de potasio
  • 30%* de vitamina E
  • 17% de vitamina K
  • 90%* de fibra
de la ingesta diaria recomendada, entre otros nutrientes, vitaminas y minerales. Si quieres más información sobre estos cálculos, no dudes en dejarme un comentario.

Beneficios:

La cúrcuma, y en concreto su componente curcumina, esta entre las hierbas anti-inflamatorias más efectivas y por tanto, puede beneficiar en enfermedades como la artritis, dolores crónicos e incluso cáncer. Ademas es un antioxidante y refuerza el sistema autoinmune. Hay incluso pruebas de que puede ayudar a ralentizar el Alzheimer [5].

  • Sistema autoinmune y anti-cancerígeno. Muchos estudios han demostrado que la curcumina tiene propiedades antioxidantes que mejoran el sistema inmune y antitumorales. Es capaz de eliminar células dañadas (cancerosas) e incluso prevenir el avance. Su mayor efecto ha sido demostrado en el cáncer de pecho [6], pulmón [7], colon [8] y de piel [9]. Tiene efecto en todas las fases del cáncer y también ayuda a aliviar efectos de la quimioterapia.
    La curcuma puede ayudar y prevenir otras enfermedades autoinmunes como el hipotiroidismo [10], la enfermedad de Crohn [11] y la diabetes [12], entre otras.
  • Sistema cardiovascular. La curcumina puede reducir la adhesión de lipidos y plaquetas en las arterias, así reduciendo el colesterol [13] y la formación de coágulos. De esta forma, la curcuma puede combatir niveles altos de colesterol, prevenir infartos y derrames cerebrales (ocasionados por la ruptura de coágulos) [14]. Tambien puede relajar los vasos sanguíneos y así reducir el daño en el corazón después de un infarto.
    Por otro lado, es efectiva en mejorar la función vascular de mujeres con menopausia, previniendo arritmias [15].
  • Sistema nervioso. Si todo esto fuese poco, la curcumina puede actuar como un neuroprotector, siendo capaz de cruzar la barrera hematoencefálica y ayudando en distintas enfermedades neurológicas, entre ellas el Parkinson [16] y el Alzheimer [17]. La cúrcuma puede prevenir el daño oxidativo cerebral y la acumulación de proteínas en las neuronas, incluyendo la alfa-sinucleína, presente en la enfermedad del Parkinson [18]. Por otro lado, el Alzheimer suele provocar una inflamación del cerebro, debido a la formación de placas seniles (depósitos de beta-amiloide) que degeneran los tejidos. La cúrcuma, que es conocida por su efecto anti-inflamatorio, puede además ayudar a evitar la acumulación de estas placas e incluso romper las ya creadas [19].
  • Sistema muscular. Gracias a su gran poder anti-inflamatorio, la cúrcuma puede tomarse para aliviar dolores musculares y en articulaciones. Por tanto, puede ser de gran utilidad en personas que no pueden tomar ibuprofeno o con enfermedades musculares crónicas, como la artritis reumatoide [20], gota e incluso la fibromialgia, reduciendo y aliviando significativamente los síntomas.
  •  Cuidado de la piel.  Gracias a las propiedades anti-inflamatorias y antimicrobianas, la cúrcuma puede mejorar y prevenir enfermedades de la piel [21] como el acné, psoriasis [22],  vitíligo donde ligera repigmentación fue visible [23], radiodermatitis (dermatitis producida por radioterapia) [24] y envejecimiento de la piel [25].
    Finalmente, la cúrcuma también se puede usar como un repelente de insectos alternativo, no-toxico y natural. El estudio en [26] demostró la protección contra mosquitos durante periodos de corta duración.

    Imagen 2: Cúrcuma para la piel

    Imagen 2: Cúrcuma para la piel

  • Bienestar. Estudios [27] con pacientes voluntarios diagnosticados con trastornos depresivos agudos han demostrado que la curcumina reduce significativamente los síntomas de depresión. En algunas publicaciones se ha llegado a admitir que puede ser tan efectivo como fármacos como el Prozac (fluotexine) [28].
    Sorprendentemente, la cúrcuma también ayuda a desintoxicarnos y revertir el efecto de algunas toxinas []. El flúor es una de las sustancias químicas presente incluso en el agua que bebemos y que perjudica a nuestra salud, inhibiendo el sistema inmune y haciéndolo susceptible a enfermedades como el hipotiroidismo.
    El estudio en [29] reveló que la cúrcuma es incluso capaz de mejorar los síntomas premenstruales, incluyendo dolores y cambios de humor (¡¡¡gracias naturaleza!!!). Las pacientes fueron administradas con 100 mg de curcumina cada 12 horas durante siete días antes de la menstruación y durante 3 días después. Me gustaría señalar que durante la menstruación, las pacientes no ingirieron ninguna curcumina y esto esto se debe a una de las posibles contraindicaciones que puedes leer a continuación.
Nota: La cúrcuma tiene muy poca biodisponibilidad, esto quiere decir que poco porcentaje es realmente absorbido en el cuerpo y es rápidamente eliminado. Hay estudios científicos que han indicado que tomar cúrcuma con pimienta negra (en concreto con el compuesto piperina) puede aumentar la eficacia de la absorción hasta un 2000% [30].
Esto, por supuesto, es necesario a no ser que queramos que la cúrcuma tenga efecto anti-inflamatorio en el colon. En cuyo caso, queremos que el cuerpo absorba lo mínimo posible para que la mayor cantidad llegue al colon.

Contraindicaciones:

(¿Todavía conmigo?… ¡awesome!) Aunque numerosos estudios donde altas dosis y concentraciones de cúrcuma fueron suministradas a pacientes sin efectos secundarios notables o tóxicos[31][32] debemos tener algunas precauciones si queremos incluir este alimento de forma continuada en nuestra dieta. Algunos pacientes mostraron síntomas leves de nausea y diarrea[33]. Además, no se recomienda el uso de la cúrcuma en exceso en personas que sufran de problemas en la vesícula biliar. Hay indicios de que la cúrcuma puede estimular contracciones en este órgano, empeorando los síntomas en pacientes con cálculos biliares [34].

La curcumina tiene un efecto anti-trombótico, es decir, es capaz de reducir la coagulación de la sangre y  la agregación de plaquetas [35]. Si bien esto puede ser beneficioso para algunas personas, el uso de la cúrcuma debe ser vigilado si tomas medicación para la circulación. Por esta misma razón, se recomienda evitar su consumo dos meses antes de una cirugía mayor o durante periodos menstruales.

Si quieres usar la cúrcuma sobre tu piel, ten en cuenta que esta especia es conocida por debilitar y eliminar el vello no deseado (seguro que lo has visto mucho en Pinterest). Así que ten precaución si la aplicas sobre tu cara, especialmente con las cejas. Ahora mismo me encuentro aplicando cúrcuma sobre mi barbilla y bigote para ver si tiene efecto y espero poder dar más información pronto.

El efecto de la cúrcuma en embarazadas y en madres lactantes es todavía inconcluso y a veces incluso contradictorio. Para empezar, ningún estudio ha sido realizado sobre personas. Hay indicios de que tomar cúrcuma durante el embarazo puede prevenir algunos defectos en los fetos [36] e incluso reducir las contracciones del útero [37] y su intensidad. Sin embargo, la Universidad de Maryland recomienda solo su uso en comidas (sin exceso) y no como suplemento [38].  Así que, antes de tomar exceso o suplementos de cúrcuma por favor, consulta con tu médico.

Por último, como comenté al principio, la cúrcuma pertenece a la misma familia que el jengibre. Así que si tienes alguna alergia o reacción al jengibre (o a otras especias de color amarillo intenso), probablemente también la tengas a la cúrcuma.

Resumen:

Me gustaría recomendar también mi producto favorito con cúrcuma, que es el té orgánico de Numi “Amber sun” como habrás podido ver en mi Instagram. No tiene cafeína y lleva té rooibos, cúrcuma, vainilla y canela. Su sabor es perfecto para tardes frías por la nota que le da la canela y la vainilla y, que junto a la cúrcuma, recuerda a un sabor sutil de pimienta como el chai.

 

Bueno, ¿piensas incluir la cúrcuma en tu dieta? ¿Tienes alguna receta que compartir donde ya la usas? Estoy deseando escuchar tus comentarios.

Nos vemos el próximo Miércoles y mientras tanto… keep natural 😉

 

Fuentes:
Todas las fuentes se encuentran a lo largo del texto numeradas entre corchetes. Fuentes adicionales son:
  1. Base de datos de USDA . Aquí podéis encontrar una descripción de todos sus nutrientes y proporciones muy detallada.
  2. Wikipedia. Valores recomendados diarios de nutrientes.
  3. Imagen 1
  4. Imagen 2

Leave a Reply